¿EN QUE CONSISTE?

El objetivo es aislar el conducto de ventilación o evacuación de humos de un posible incendio, ya sea interior o exterior, y proteger el resto de sectores de incendio.

¿CUANDO SE APLICA?

La sectorización de los conductos se aplicará siempre que haya una ventilación o una evacuación de humos que atraviese uno o más sectores de incendio.

La protección de los conductos se puede hacer mediante:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto