PINTURA INTUMESCENTE

¿EN QUÉ CONSISTE?
La pintura intumescente es un revestimiento intumescente monocomponente, normalmente base agua, que actúa con la acción del calor, desarrollando una capa aislante que ofrece una baja conductividad térmica. Existen varios tipos de pintura intumescente en el mercado que pueden ofrecer una resistencia al fuego desde R-15' hasta R-120', dependiendo de la pintura y de la estructura a proteger.

¿CÓMO SE APLICA?
La pintura intumescente  es un producto listo para ser utilizado. Puede aplicarse a máquina o manualmente. Con pistola Airless pueden aplicarse hasta 700 micras por mano, en función de la pintura utilizada, y se aplica con una presión de entre 175 y 210 kg/cm2. En zonas pequeñas, que necesiten una capa muy fina de pintura o incluso para reparaciones, la aplicación puede realizarse a brocha o rodillo. El tiempo de secado puede variar mucho en función de las condiciones de temperatura, humedad y ventilación de la zona.

¿TIPO DE ACABADO?
El acabado de esta es una fina capa blanca, apta para ambientes interiores sin mucha humedad. Para ambientes exteriores o con mucha humedad debe sellarse con una capa de esmalte. También puede aplicarse esmalte si se quiere dar un color determinado de acabado a la estructura.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto