TUBERÍA COMBUSTIBLE

¿EN QUÉ CONSISTE?
Todos los conductos combustibles, que atraviesen sectores de incendio, deberán incorporar un elemento sellador, que asegure el cierre de la apertura, que pueda dejar el conducto en cuestión.

¿TIPO DE SOLUCIONES?
Manguito intumescente: Van clavados en la misma pared que atraviesa la tubería. En función del diámetro de la tubería, el collarín puede alcanzar una resistencia al fuego de hasta EI-240'.
Anillo intumescente: actúa de la misma manera que el manguito intumescente, y se debe poner en el interior del muro o forjado, por lo que resulta más económico que el manguito. El anillo intumescente se suministra rodeado de material plástico, con banda adhesiva para facilitar su aplicación. El sellado contra fuego es resistente hasta 60 minutos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí

Acepto